DEL 5 AL 18 DE DICIEMBRE EN CORFERIAS
#HechosDeCreatividad

Así se reconocen las artesanías colombianas

Colombia es el país con el mayor número de denominaciones de origen en productos artesanales en Latinoamérica.
Cada artesanía, elaborada por las manos de los artesanos de diferentes comunidades, tiene impresa ciertas características, que las hacen únicas e irrepetibles.
Por eso es importante que al elegir una artesanía sepas reconocer su originalidad para que en cada compra que realices apoyes el trabajo de los artesanos que con sus manos y su creatividad construyen memoria y mantienen vivas las tradiciones artesanales de Colombia.
Algunos de los productos artesanales con denominación de origen:

Tejeduría Wayuu (Comunidad Wayúu – La Guajira)

Imagen tomada de artesaníasdecolombia.com
La tejeduría Wayúu es una práctica ancestral que ha sobrevivido con el pasar de los años. De los Wayúu podemos encontrar hermosas mochilas, chinchorros, hamacas y mantas. Sus colores únicos y figuras geométricas permiten reconocer fácilmente la tejeduría Wayúu en cualquier lugar del mundo, además de ser símbolo de la creatividad y sabiduría de esa cultura.
Para reconocer los tejidos Wayúu usted debe tener en cuenta:
  • Los tejidos Wayúu son fácilmente reconocidos por sus novedosos colores, diseños y formas.
  • Los bordes de los tejidos son parejos y rectos, bien sea en la cargadera de la mochila como en el fleco de la hamaca o chinchorro. Estos deben estar acordes al color, y en lo posible, con el mismo diseño de las piezas finales.
  • Nunca están tejidos en máquina.

Tejeduría de San Jacinto (San Jacinto – Bolívar)

San Jacinto es un pueblo artesano de raíces africanas e indígenas, ubicado al sur de Cartagena, Bolívar. Es la tierra de los antiguos Zenú y cuna de gaiteros que siempre ha estado ligada a los tejidos.
Los telares verticales son los instrumentos utilizados para la elaboración de las hamacas, los tapices y demás productos típicos de este grupo artesanal.
Para reconocer las Hamacas de San Jacinto usted debe tener en cuenta:
  • Los productos de San Jacinto son reconocidos por sus llamativos y variados colores teñidos sobre telas de algodón, como dicta la tradición. 
  • Son tejidos con alta calidad y resistencia, con estructura estable y resistente.
  • Los bordes de estos tejidos son rectos, el color es firme y uniforme y no tiene manchas que muestre mala fijación, pérdida de color o diferencia en el tono del tejido.

Tejeduría Zenú, Sombrero vueltiao (Resguardo Zenú – Córdoba, Sucre)


Imagen tomada de artesaníasdecolombia.com
 
La tejeduría Zenú, basa su producción artesanal en la fibra natural conocida como Caña Flecha. Con esta fibra se realizan las trenzas que constituyen cada sombrero. La cantidad de trenzas varía con la calidad del sombrero y el ancho de las alas.
Se conocen 5 tipos de sombreros, quinceano, diecinueve, ventiuno, ventitrés, veintisiete, los cuales deben su nombre a la cantidad de pares de tiras de fibra por las que están constituidos.
Los sombreros más finos son los de 19, 21, 23, 27 y hasta 31 vueltas. Y aunque, después de tejido el sombrero no se puede determinar la cantidad de trenzas, el pesar el sombrero puede ayudar a identificar la calidad de este.
Para reconocer la tejeduría Zenú, más exactamente el Sombrero vueltiao, usted debe tener en cuenta:
  • La trenza a partir de la cual se elabora el sombrero debe ser continua, con dimensiones exactas, las líneas son rectas, no deben ser curvas ni onduladas.
  • En la Tejeduría Zenú, el pegue o unión de trenzas no debe ser notorio, no se deben observar fibras sueltas o flojas, no debe tener doble costura o costura repisada. Además, el ancho de la trenza debe ser parejo y no debe tener parte más anchas o angostas.
  • El sombrero no se trenza por metros, sino por sombrero.
  • Durante el proceso de costura, se debe tener en cuenta el encogimiento: al coser la trenza ésta se va encogiendo para ir dando la forma y a su vez, se van cotejando las pintas de tal manera que estas y los pegues queden completamente alineados.

Cerámica del Carmen de Viboral (Carmen del Viboral - Antioquia)

Imagen tomada de artesaníasdecolombia.com

En el Oriente Antioqueño existe un pueblo ceramista llamado Carmen de Viboral, famoso por sus vajillas de color blanco delicadamente adornadas con diseños de diversas flores. En municipios aledaños también se realizan vajillas, sin embargo sólo las del Carmen de Viboral están pintadas a mano por los artesanos.
Esta tierra ofrece gran variedad de arcillas y cuarzos que se mezclan entre sí para endurecer y blanquear la arcilla. La decoración se realiza con tinturas minerales bajo esmalte.
Los diseños florales de las vajillas reciben el nombre de las mujeres que realizan la decoración, por ejemplo, Carmelina, Isabela, Florelba y Valeria, entre otros. También reciben el nombre de eventos o acontecimientos importantes para el pueblo como Verano; Cartago por una feria artesanal donde se vendió mucha loza; Saúl, por el programa “Saúl en la olla”; y Viboral por el nombre del pueblo, entre otros.
Para reconocer la cerámica del Carmen de Viboral, usted debe tener en cuenta:
  • Libres de basuras y sin huellas del pulido.
  • El color debe ser homogéneo, sin diferencias de tamaños entre las piezas; decoradas con motivos florales, con pinceladas espontáneas, cortas, largas gruesas y delgadas, con las que conforman algunas composiciones emblemáticas de su artesanía.

Chiva de Pitalito (Pitalito – Huila)

Imagen tomada de artesaníasdecolombia.com

En el departamento de Huila se encuentra ubicado el municipio de Pitalito, el cual tiene una fuerte tradición artesanal que se debe, entre otras razones, a la abundancia de arcillas en la zona. 

Para reconocer una chiva de Pitalito, usted debe tener en cuenta:
  • Elaborada y decorada a mano.
  • Hecha con arcilla suave y altamente plástica, proveniente de Pitalito.
  • Los detalles de la carrocería de la chiva están muy definidos.
Con información de Artesanías de Colombia.

¿Por qué la artesanía es "Hecha de creatividad"?

  • "Vinieron a preguntarme como se hacía un balay, porqué ni de eso se acuerdan los muchachos, y el profesor los mandó a preguntarme, a mí no se me olvida cómo hacerlos."



    Brígida Jacanamijoy

    Yurayaco, Caquetá (Comunidad Inga)

  • "Vinieron a preguntarme como se hacía un balay, porqué ni de eso se acuerdan los muchachos, y el profesor los mandó a preguntarme, a mí no se me olvida cómo hacerlos."



    Brígida Jacanamijoy

    Yurayaco, Caquetá (Comunidad Inga)

  • "Las mochilas tienen un significado en cada una de sus figuras y están tejidas en el pensamiento de las mujeres que las elaboran."



    Zarwin Francisco Villafaña

    Arhuaco (Magdalena)

  • "Vinieron a preguntarme como se hacía un balay, porqué ni de eso se acuerdan los muchachos, y el profesor los mandó a preguntarme, a mí no se me olvida cómo hacerlos."



    Brígida Jacanamijoy

    Yurayaco, Caquetá (Comunidad Inga)

  • "Cada canasto tiene plasmado el pensamiento de la mujer que lo teje. Los canastos son la representación de los conocimientos que enseñan los abuelos, ya que allí se ponen esos saberes para que no se pierdan."



    Emperatriz López

    Uitoto (Caquetá)

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER